Frijoles de la Olla

En México todo es color y diversidad, encuentras frijoles negros, bayos, amarillos, guindas, pintos, pequeños o grandes, alargados o redondos. Alrededor de 70 de las poco más de 100 especies del género Phaseolus, al que corresponden los frijoles, son originarias de México.

Esto permite afirmar que nuestro país es un centro de origen y diversidad de esta planta. Junto con el maíz y el chile, el frijol forma parte de lo que se conoce como la trilogía de alimento de la época prehispánica.

Por su alto contenido en proteínas y minerales, es básico para la alimentación de la población; ocupa el segundo lugar en importancia después del maíz. Es muy saludable porque es una de las legumbres con menos contenido de grasa, tiene un bajo contenido de azúcar y destaca por su alto contenido de fibra; además, es rico en calcio y potasio, así́ como en antioxidantes que ayudan a reducir los problemas del corazón.

  • 10 porciones
  • 1 hora 30 minutos
  • REPOSO: 1 noche

Ingredientes

  • 1 kg de frijoles
  • Sal al gusto
  • ½ cabeza de ajo
  • ½ cebolla
  • ½ pimiento italiano

Preparación:

  1. Coloca los frijoles crudos con suficiente agua en un recipiente tres veces más grande que su volumen, ya que absorberán la mayor parte.
  2. Puedes dejarlos en remojo toda la noche a temperatura ambiente o en el refrigerador si hace mucho calor. El calor en exceso puede hacer que se fermenten.
  3. Al día siguiente enjuágalos para retirar el agua del remojo.
  4. En una olla con agua coloca los frijoles, ajo, cebolla, pimiento y sal.
  5. Si los cocinas en olla de presión tardarán unos 40 minutos. En una olla normal estarán en alrededor de 1 hora 30 minutos. Si ves que todavía están duros, cocina hasta que se ablanden.
  6. No dejes que se consuma toda el agua, si esto pasa agrega agua caliente para continuar con la cocción.
  7. Cuando tus frijoles estén blandos estarán listos.

NOTAS: Yo preparo un kilo de frijoles cada mes. Guardo porciones en el congelador para tenerlos siempre listos para mis preparaciones que lo requieran.

Si tus frijoles tardan más tiempo en cocinarse puede deberse a su calidad; en ocasiones tienen mucho tiempo almacenados por lo que estarán más secos. Por ello el tiempo de cocción va a ser más largo. Estarán listos cuando tomes uno y esté firme por fuera y al aplastarlo se deshace. EN ESTA RECETA NO HAY SUSTITUTOS

¿Te gustó este artículo?

Compártelo
Compártelo
Compártelo
Compártelo
Soledad Ornelas

Soledad Ornelas

Recetas mexicanas adaptadas por Soledad Ornelas en base a su experiencia e investigación y que permitirá que cualquier ciudadano del mundo pueda preparar platillos mexicanos con los ingredientes que puede encontrar en el supermercado de cualquier localidad.

deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad